¿Nos casamos?

En esta ocasión teníamos un reto por delante. Una pedida de mano muy especial, de unos grandes amantes de la música clásica. Optamos por colores rosas, blancos y grises, sin llegar a ser cursi. Logramos un rincón muy especial para una velada más que romántica.

Old Posts