¿ESTRENAS CASA y no sabes por donde empezar?

Por fin, estás a punto de recibir las llaves de tu nueva casa y la ilusión te invade. ¡Vas a ser propietario! Posiblemente, será uno de los pasos más importantes que tendrás que dar en tu vida. La compra de una vivienda donde seguramente pasarás el resto de tu existencia, es una decisión seria, muy seria.


Has hecho una gran inversión en la compra de la vivienda y ahora que ya estás a escasos meses de entrar por la puerta de tu nueva casa, de repente te haces un millón de preguntas.


¿Qué muebles pongo? ¿Quedará bien esta butaca con el sofá? ¿Entrará una mesa de comedor grande? ¿Ese mueble de televisión que nos gustó, será demasiado pequeño? ¿Quién puede reformar la cocina? ¿Donde compro las mamparas de ducha? ¿Quién puede hacerme el interior de los armarios?

Y un sinfín de dudas más que te asaltarán a la hora de decorar o reformar tu nueva casa. Por no hablar, de los pormenores. Tanto si es de obra nueva como de segunda mano, será necesario ponerla a punto para entrar a vivir.

PISO DE OBRA NUEVA


Normalmente, las viviendas de obra nueva no suelen venir equipadas del todo. Por lo general, vienen desprovistas de mamparas de ducha, espejos y en ocasiones sin muebles de baño, los armarios están sin vestir y un largo etcétera de detalles de los que no serás consciente hasta que estés viviendo allí.

Las casas de segunda mano son otra historia ya que por lo general necesitarán una pequeña o gran reforma para poner la casa a punto y a tu gusto. Hoy en día es muy difícil encontrar una casa de segunda mano a la que no le haga falta un buen repaso, y cuando decimos repaso, nos referimos a “reforma”, esa palabra de la que solemos huir. Baños y cocina antiguos, suelos y puertas viejas o de otra época, el dichoso “gotelé” o esas ventanas que no cierran bien y por donde puede