¿CÓMO ELEGIR CUADROS PARA DECORAR EL DORMITORIO?




 

El dormitorio es una de las estancias más importantes de nuestra casa

 

El dormitorio es el refugio donde terminamos la jornada, abandonamos el estrés, nos relajamos y cargamos las pilas para comenzar un nuevo día. Aunque la mayor parte del tiempo que pasamos en el dormitorio lo pasemos durmiendo, la decoración que elijamos para este espacio, influirá de manera definitiva en nuestro descanso.

Por eso, es tan importante la elección de los colores, los tejidos, las texturas y por supuesto, el resto de decoración.

Los cuadros son una excelente opción para renovar la decoración de manera fácil y sin gastar mucho dinero, además los dormitorios con cuadros resultan más acogedores y hogareños, lo que hace que la estancia sea un lugar agradable para estar y facilita el descanso al mismo tiempo que se obtiene un plus decorativo.


Ya sea para un dormitorio de matrimonio, individual, juvenil o infantil, en DESENIO puedes encontrar gran variedad de láminas que se adapten a tus gustos o decoración.



 

¿Dónde colocar nuestros cuadros dentro del dormitorio?

 

La pared del cabecero es la más importante de un dormitorio y uno de los lugares perfectos para nuestros cuadros, pero no la única.

Existen muchas posibilidades para decorar con ellos, crear una composición o colocarlos sobre un estante, colgarlos sobre la mesita de noche, la cómoda, etc.. Cualquier lugar puede ser ideal para colgarlos o incluso tenerlos simplemente apoyados sobre algún mueble.




No hay reglas escritas a la hora de colocar los cuadros ni una fórmula matemática para calcular la cantidad de láminas que debes poner, pero sí podemos darte unos tips para que logres el equilibrio y tu dormitorio sea un lugar maravilloso al que regresar cada noche.


 

¡TIPS para elegir las láminas!

 
  • Elige láminas que tengan la misma gama cromática entre sí. Es una combinación segura y agradable a la vista, ya que permite incluso utilizar colores más intensos y atrevidos y conseguir resultados más llamativos.

  • Los colores neutros (grises, cremas, tostados, tierras, etc.) y los tonos suaves, invitan al descanso. Transmiten serenidad, privacidad y relajación. Son ideales para dormitorios.

  • El tamaño, sí, importa. Los cuadros demasiado grandes o con marcos muy sobrecargados sobre el cabecero pueden perturbar el descanso, mientras que los cuadros o marcos ligeros harán más agradable la estancia.










En este dormitorio, hemos creado una composición de tres láminas de DESENIO. Si no sabes cómo hacerlo, la mejor opción es colocar una lámina de tamaño grande y varias más pequeñas alrededor o al lado, como hemos hecho nosotros.



De todas las opciones que puedes encontrar, nosotros hemos optado por una gama cromática de colores tierra (arena, teja, marrones) que pertenecen a los cálidos oscuros y aportan luz y calor a la estancia y las láminas con colores neutros (gris, beige, arena) que combinan a la perfección con estos tonos.


La calidez de estos colores neutros, son una solución decorativa que potencia la luminosidad. Las láminas que hemos elegido transmiten sosiego, elegancia y sofisticación.


Si tienes en cuenta estos consejos para comprar láminas vas a tomar la decisión más acertada para que la decoración de tu hogar brille con luz propia. Recuerda que puedes elegir láminas e inspirarte en DESENIO




 




 



52 visualizaciones
Old Posts