CHIMENEAS ELÉCTRICAS: ¿SON UNA OPCIÓN REAL?

Te lo vamos a adelantar ya, la respuesta es... ¡Sí!


Las chimeneas eléctricas poco a poco se están introduciendo en las casas de muchas personas. Sabemos la dificultad de tener una chimenea tradicional, ya sea por falta de espacio, por la estructura de la casa o simplemente porque son mucho más sucias… y peligrosas. Por eso queremos contarte que… ¡ahora es mucho más fácil tener chimenea!


Las chimeneas eléctricas son calentadores que visualmente simulan una chimenea tradicional mediante troncos y fuego falsos. Pero generan calor como un calentador. Estas comenzaron utilizándose como un elemento meramente decorativo y únicamente tenían una función visual, no contaban con la capacidad de irradiar calor. Algo que las hacía mucho más baratas.

 

¿QUÉ CHIMENEA ELÉCTRICA ELEGIR?

 

Antes de comprar, asegúrate de elegir la mejor opción según las siguientes características:

  • Según la disposición de nuestro salón nos conviene un modelo de suelo, empotrado o suspendido.

  • Potencia: te aconsejamos calcular entre 80 y 100 watios por metro cuadrado de la estancia a calentar; unos 1400W para un espacio de 14 metros cuadrados.

  • Diseño y materiales: consigue una armonía decorativa según el estilo de tu hogar.

Instalación: es necesario un enchufe


Parece obvio, pero ten en cuenta que debéis tener cerca un enchufe. Quizás necesitéis hacer una pequeña obra para crear un enchufe donde no lo haya, también dependiendo del tipo de chimenea que elijas. En este caso te recomendamos que cuentes con la ayuda de profesionales para asegurar que tu chimenea quede perfectamente instalada.


Tipos de chimeneas eléctricas:


Chimeneas empotradas sin calefactor:


Chimenea eléctrica con calefactor:



Chimenea eléctrica movil:


Chimenea de pie:


LAS CHIMENEAS ELÉCTRICAS NO SE ACONSEJAN COMO SISTEMA PRINCIPAL PARA CALENTAR TU CASA, MEJOR COMO COMPLEMENTARIO Y DECORATIVO.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS CHIMENEAS ELÉCTRICAS

 

Actualmente tienen multitud de funcionalidades y en función de tus necesidades es lógico que priorices. Tened en cuenta que a más prestaciones tendrán un precio más elevado. Os comentamos algunas de las más recomendables:

  • Termostato para programar la temperatura: ¡qué bien cuando llegáis a casa y hace calorcito! ¿verdad? ;)

  • Regulador de potencia: Podréis adaptarlo a cada momento para complementar el uso de calefacción.

  • Modos predeterminados: según la situación, querrás potencia máxima o eco.

  • Simulación de fuego y humo, adaptable a la iluminación de la estancia y ajustable en nivel de llama.

  • Mando a distancia.

  • Wi-Fi para programar desde vuestro smartphone.

 

VENTAJAS DE LAS CHIMENEAS ELÉCTRICAS

 

Dan un toque diferente y único a vuestra casa. Se integran a las mil maravillas en cualquier salón ya que habitualmente se instalan empotradas en la pared. Hay multitud de diseños, con diferentes formas, colores y tamaños.


Debéis saber que son elementos de larga duración. Desde Kelevoyahacer, os recomendamos que no escatiméis con el precio de este producto, porque puede marcar la diferencia. No solo por durabilidad, sino porque la transmisión de calor y el consumo de electricidad van a ser el adecuado durante toda la vida del producto. No como las chimeneas eléctricas de mala calidad que van perdiendo calor.

Hay una duda frecuente: ¿es posible simular fuego sin tener que encender la calefacción? Por supuesto, puedes independizar estas funciones sin necesidad de consumir calefacción. Algo a destacar es que, a diferencia de una chimenea convencional, en muchos modelos se puede regular la temperatura y por supuesto, apagarlo o encenderlo con un click cuando queramos.

Es un método de calefacción que no supone ningún peligro de incendios al no proceder de ninguna combustión. Protegiendo nuestro hogar, a nuestra familia y a nuestras mascotas.


Otra cosa a tener en cuenta es que, normalmente los fabricantes ofrecen largas garantías: consulta a tu vendedor antes de comprar.

Y por último, pero no por ello la menos importante… ¡nuestra ventaja favorita! No produce humos ni residuos de ningún tipo y es de fácil limpieza. Es mucho más ecológica, a diferencia de la chimenea tradicional.

 

DESVENTAJAS DE LAS CHIMENEAS ELÉCTRICAS

 

Todos lo sabemos, el precio de la electricidad está disparado. Ya hemos explicado que son una opción de climatización complementaria, para usos no prolongados. Es por eso que debemos controlar el consumo de nuestra chimenea eléctrica o nos tiraremos de los pelos al final del mes…

Es mejor realizar una buena inversión en estos productos, ya que en algunos modelos de baja calidad, el ventilador realiza mucho ruido cuando se enciende el modo calefactor.

No es óptimo para casas donde hace mucho frío y la estancia es muy amplia ya que la capacidad de generar calor es limitada.

Las chimeneas eléctricas suponen un gran consumo de luz y debemos tener cuidado de no poner al mismo tiempo electrodomésticos como el horno o el lavavajillas, o en su caso, plantearnos contratar más potencia con nuestra compañía eléctrica, ya que nos exponemos a que haya una sobrecarga y puedan saltar los plomos.














Si te ha gustado nuestro post COMPÁRTELO

Síguenos en:

FACEBOOK

INSTAGRAM